Semana Profesional

Portal de actualidad para instituciones y profesionales del Nordeste argentino. Información permanente sobre cursos y jornadas de Corrientes, Chaco, Misiones, Formosa.

Corrientes, Jueves 24 de julio de 2014

Saltar al contenido

Buscador

Navegación

Secciones

Profesiones
Noticias
Suplementos

Se recuerda hoy 29 de abril el "Día del animal"

Desde los días fundacionales de nuestro país los animales fueron recibiendo distinto grado de consideración, acorde a la especie y la función que brindaban a sus propietarios.

29 ABR 2009 | Veterinaria

Escenas violentas y salvajes como las surgidas en las corridas de toros, las riñas de gallos, el tiro a la paloma y la caza de distintas especies, y las peleas de perros son viñetas dables de hallar en piezas literarias y cuadros de época. El Martín Fierro de José Hernández, es una acabada pieza testimonial.

Los perros acompañaron al gaucho y eran respetados, no así cuando se convertían en cimarrones.

El trato a la hacienda, que rozaba frecuentemente con el maltrato, era motivo de observación de mentes y espíritus preclaros, quienes buscaron poner fin a esas usanzas.

Dalmacio Vélez Sarsfield cuando creo el código civil de 1871, consideró a los animales como cosas restándole las condiciones y capacidades que hoy son aceptadas.

Es en ese contexto que el Abogado Ignacio L. Albarracín, Presidente de la Asociación Protectora de Animales y sobrino de Domingo Faustino Sarmiento trató de replicar en nuestro país el respeto a los animales, tomando como modelo a Gran Bretaña donde en el siglo XIX ya se manejaban conceptos de bienestar animal.

En Londres era usual celebrar en octubre el “Animal Sunday”, cuando los pastores predicaban inculcando sentimientos de respeto hacia el mundo animal.

Como en nuestro país ya se había instituido una fiesta del árbol, el consideró que no sería difícil lograr el del animal.

El Dr. Albarracín fue secretario de la Sociedad Protectora de Animales fundada en 1879, sucediendo a Sarmiento como presidente desde 1885 hasta su muerte.

Durante su gestión había promocionado la sanción de la ley 2786 –conocida como “Ley Sarmiento”- de Protección de Animales que fuera promulgada el 25 de junio de 1891, la que “declara actos punibles los malos tratamientos ejercitados con los animales”.

En marzo de 1907 comenzaron las gestiones ante el presidente del Consejo Nacional de Educación Dr. Ponciano Vivanco, y ante el intendente de la ciudad de Buenos Aires, Don Carlos S. de Alvear para lograr fijar un día para la “Fiesta del Animal” igualando a la de árbol más arriba mencionada.

Siguiendo los caminos de la burocracia, el Intendente se la giró para su consideración al director del jardín zoológico Don Clemente Onelli.

Albarracín imaginó a ese ámbito como el adecuado para recibir a los alumnos de las escuelas, y frente a los animales transmitir valores y conceptos que hicieran que el respeto hacia ellos fuera una de las premisas fundamentales de la sociedad.

En las instancias previas de análisis se realizaron diversas consideraciones referidas -entre otras- a que durante octubre por ser primavera en nuestro hemisferio los animales demostraban interacción movilizados por su época de celo, y a fin de preservar la mente de los alumnos quisieron evitar que presenciaran “antipáticos espectáculos de petulancia y ardientes peleas entre semejantes” y “escenas violentas y salvajes” por lo que se propuso cambiar la fecha.

Onelli acordó realizar la celebración, pero en lugar de hacerlo en primavera como en Inglaterra o Estados Unidos, era mejor que se acordara un día de otoño en abril o mayo, descartando los domingos debido a la gran afluencia de visitantes a dicho paseo.

Elevadas las consideraciones al Intendente, este dispuso por decreto del 20 de abril de 1907 fijar la Fiesta del Animal cada año, para un día entre el 20 y 30 de abril, disponiendo al Jardín Zoológico como lugar de celebración.

La primera reunión se fijó para el 29 de abril de 1908, pero se pospuso en ese año -debido a la copiosa lluvia – para el 2 de mayo.

La fiesta se concretó con la presencia de autoridades nacionales encabezadas por el Presidente de la Nación, los ministros de Guerra, de Instrucción Pública, y de Agricultura, y engalanada por cerca de 20.000 escolares.

El acto comenzó a las 10 de la mañana, se pronunciaron discursos, siendo el más celebrado el de Albarracín, se entonó el himno a Sarmiento y se soltaron 500 palomas mensajeras.

La muerte de Albarracín el 29 de abril de 1926, a los 76 años de edad, llevó luego a confusión de creer que el festejo se realiza en relación al día de su muerte, cuando en verdad se lo hace en función del festejo del primer día del animal celebrado18 años antes.

Esta información puede corroborarse en el espacio de efemérides culturales argentinas del sitio del Ministerio de Educación, y fue elaborada en base a un importante aporte que hiciera el Dr. Osvaldo A. Pérez, fundador y ex presidente de la Asociación Argentina de Historia Veterinaria – Capítulo de la Sociedad de Medicina Veterinaria -, a quien rindo tributo a su memoria.

Es oportuno recordar que posteriormente se sancionó y luego promulgó –con fecha 27 de octubre de 1954- la ley 14346 de Protección Animal que amplia y actualiza los conceptos que se consideran actos de maltrato y crueldad.

Las distintas agrupaciones de protección a los animales desde la fundadora Sarmiento, han realizado y realizan junto a distintas ONG acciones en pro de los animales, gestiones que se agradecen y felicitan.

La Sociedad de Medicina Veterinaria de Argentina, entidad señera con 112 años de existencia, ha actuado en sus distintas etapas apoyando los distintos estamentos que tienen incumbencias en lo referente a la salud y bienestar de todas las especies animales,

y es en referencia a este último punto que desde noviembre del año 2008 se gestó el capítulo “Asociación Argentina de Bienestar Animal” que tiene entre sus fundamentos el de concientizar a graduados, estudiantes y población general el trato adecuado que debe ser dispensado a los integrantes del reino animal.

MOTIVAR interpretó estas mismas necesidades, y para ello cuenta con la contribución del Dr. Rodolfo Acerbi, quien desde su columna mensual suma aportes esclarecedores para los colegas y todos aquellos que participan del negocio veterinario.

El Dr. R. Acerbi también integra la comisión directiva de la Asociación Argentina de Bienestar Animal.

La tarea ha comenzado y el firme propósito es ocuparse de la calidad de vida de animales domésticos, de consumo y silvestres, y para lograrlo invitamos a sumarse a las entidades que compartan los mismos objetivos.

Médico Veterinario Leonardo J. Sepiurka. Secretario de la Sociedad de Medicina Veterinaria. Presidente de la Asociación Argentina de Bienestar Animal.

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur