Semana Profesional

Portal de actualidad para instituciones y profesionales del Nordeste argentino. Información permanente sobre cursos y jornadas de Corrientes, Chaco, Misiones, Formosa.

Corrientes, Viernes 31 de octubre de 2014

Saltar al contenido

Buscador

Navegación

Secciones

Profesiones
Noticias
Suplementos

"La contención familiar es fundamental en el tratamiento de la esquizofrenia"

La familia juega un rol fundamental en la recuperación del paciente. Educando a los miembros del núcleo íntimo es posible ayudar en el mantenimiento de los vínculos sociales y laborales. El apoyo psiquiátrico y la terapia farmacológica son complementos. "No hay mejor cura que las relaciones interpersonales", explicaron a semanaprofesional.com.

21 OCT 2007 | Salud Mental

Los problemas en el aprendizaje y la dificultad para mantener un ritmo de estudio y organizar los pensamientos a menudo pueden ser vistos como inconvenientes pasajeros, propios de momentos en los que todo cambia, como por ejemplo la infancia y la adolescencia.

Pero cuando esta conducta se vuelve una constante, es necesario recurrir al especialista para indagar qué puede estar pasando, y poner en marcha un tratamiento integrador que permita conocer en detalle el cuadro y frenar su progreso.

En el caso de la esquizofrenia, enfermedad designada a partir de una palabra que deriva del griego y hace alusión a la división de la mente (shizo - phrenos), el abordaje diseñado por los especialistas combina tres pilares fundamentales: la terapia farmacológica, el apoyo psiquiátrico y la contención familiar para la que, a su vez, es fundamental educar y preparar al núcleo íntimo del paciente.

Aislamiento y desgano, signos principales de la esquizofrenia

Esta condición, caracterizada por una serie de síntomas y signos que son la muestra visible de los cambios que se producen en el comportamiento psíquico de quien la padece, se manifiesta cuando los pacientes empiezan a sufrir dificultades para llevar adelante funciones ejecutivas, situación que provoca una marcada disfunción social.

"Las primeras manifestaciones de la esquizofrenia suelen darse en la juventud temprana y en la adolescencia, razón por la cual es raro el inicio tardío de esta afección. En primer lugar la familia empieza a notar cambios en el carácter del paciente, que se van profundizando hasta llegar a concretarse la intervención médica. En general los chicos y chicas que sufren esquizofrenia se tornan hoscos, depresivos, quejosos e irritables y de poco van encerrándose y abandonando sus actividades cotidianas pero también el cuidado personal", señaló, en diálogo con Pro-Salud News el doctor Marcelo Cetkovich - Bakmas médico psiquiatra, especialista en esquizofrenia, jefe del Departamento de Psiquiatría del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO).

La atención a los síntomas, a las vivencias y a los antecedentes familiares constituye la mayor fuente de información para el especialista dado que no existen pruebas de laboratorio o exámenes de diagnóstico por imágenes que ayuden a certificar las presunciones y descartar otras patologías.

El mayor objetivo: mantener una buena calidad de vida

Quienes padecen esquizofrenia -el uno por ciento de la población mundial que según el National Institute of Mental Health- suelen ver seriamente afectada su calidad de vida por la conjunción de las que los especialistas denominan "manifestaciones positivas" (alucinaciones o delirios), las "negativas" (entre las que se destacan el desgano y la abulia), y finalmente los trastornos cognitivos encabezados por la incapacidad para lidiar con el estrés.

"Los pacientes tienen dificultades para sostener un trabajo o los estudios, y además les cuesta mantener sus vínculos sociales. No obstante, con los tratamientos actuales -que combinan el abordaje farmacológico con la terapia psiquiátrica y la contención familiar- esto ha cambiado mucho", destacó el especialista, quien también se desempeña como jefe del Departamento de Psiquiatría del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro.

"Mucha gente tiene una idea equivocada y extrema de la enfermedad. Pero es importante explicar que si la esquizofrenia es diagnosticada a tiempo, cuando los brotes son primarios y no se han repetido mucho, y siempre y cuando la familia esté informada y educada, es posible que la persona que padece esta condición mantenga sus lazos y sea reinsertada en la sociedad, siguiendo el tratamiento adecuado", explicó a Pro-Salud News la señora Beatriz Pérez Feijóo, presidenta de la Asociación Argentina de Ayuda a la Persona que padece Esquizofrenia y su Familia (APEF).

El problema se presenta cuando la detección se retrasa y, debido al desconocimiento, los pacientes comienzan a perder sus lugares de referencia. "Para algunos, la cara más visible de la esquizofrenia es el brote, pero también hay otras cosas a tener en cuenta, por ejemplo, que los pacientes suelen recluirse mucho. Ahí es cuando se les empieza a exigir y se les genera una presión que ellos no pueden tolerar. Para evitar ese tipo de inconvenientes es necesario educar a la familia para que los más cercanos puedan perder el miedo. Es un importante trabajo cotidiano que hay que hacer porque una familia informada aporta soluciones. No obstante, no es el único punto importante porque también es necesaria la articulación de un sistema que ayude a que los pacientes se reinserten, porque muchos de ellos quieren volver a trabajar. No nos olvidemos de que son personas con gustos y deseos propios que deben ser oídos", indicó la señora Pérez Feijóo.

La formación de la familia permite, además, estar atentos a los síntomas, condición fundamental para evitar las recaídas y los brotes psicóticos que producen la descompensación.

¿Dónde recurrir?

Conformada en el año 1994 por dos madres y una hermana, APEF cuenta con una estructura de contención y formación destinada al bienestar de los enfermos y sus familiares.

Según la señora Joan Btesh, vicepresidenta de la asociación desde abril de 2006, "en APEF se siguen los lineamientos de la institución central que está en Canadá y, puntualmente, del doctor Leff, un psiquiatra inglés que hace hincapié en la psicoeducación familiar, pues considera que la contención del núcleo íntimo es uno de los tres pilares del tratamiento que se complementa con la medicación antipsicótica y el apoyo psiquiátrico. Con estas tres instancias, el paciente debería estar compensado pero, en caso contrario, la familia aprende a generar un entorno en el cual el nivel de estrés sea bajo, porque todo lo que sucede en lo cotidiano -sea una mudanza, un casamiento o algún evento por el estilo- a ellos les afecta".

La asociación cuenta con un esquema de reuniones mensuales en el que se destacan los encuentros para familiares, pero también las sesiones informativas con especialistas en esquizofrenia y asesores legales.

"Los abogados en discapacidad brindan orientación sobre la Ley 24.901 que establece la obligatoriedad de cobertura, por parte de la prepagas y obras sociales, de la totalidad del tratamiento. Este derecho se tramita mediante la obtención del Certificado de Discapacidad Nacional otorgado por el Servicio Nacional de Rehabilitación y Promoción de la Persona con Discapacidad. Es muy importante informar sobre este punto porque el abandono y las interrupciones del tratamiento generan numerosas complicaciones", concluyó la señora Btesh.

"Lo mejor es la relación interpersonal"

Recientemente en el marco de una entrevista por el "Día del Psicólogo", semanaprofesional.com consultó al licenciado Angel Rodríguez, rector de la Universidad de la Cuenca del Plata acerca del tratamiento que reciben los pacientes de los hospitales de Salud Mental.

-¿Se recupera o agrava su situación una persona que ingresa a un hospital de salud mental?

-Mas del 90 por ciento de la gente que está internada no tendría que estarlo. Podría tener perfectamente un tratamiento ambulatorio o se podría convertir en un hospital de día si uno tiene un trastorno psicológico importante. Aún con patologías crónicas como esquizofrenia o psicosis maníaco depresivas y demás, son muy pocos los casos que hoy requieren internación. Es peor la internación, a no ser que se atente contra si mismo o la gente. Si hay que recluirlo, tiene que ser por un tiempo limitado. No hay mejor cura que las relaciones interpersonales que hacen que las personas pueda ejercer distintos roles. Internado el único rol que tienen es el de enfermo y se convencen que lo están profundamente.

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur