Semana Profesional

Portal de actualidad para instituciones y profesionales del Nordeste argentino. Información permanente sobre cursos y jornadas de Corrientes, Chaco, Misiones, Formosa.

Corrientes, Lunes 1 de septiembre de 2014

Saltar al contenido

Buscador

Navegación

Secciones

Profesiones
Noticias
Suplementos

Promueven consumo de frutas y verduras en beneficio de la salud

Desde la cátedra de Bioquímica de la FACENA trabajan para iniciar un cambio progresivo en la comunidad en pos de una cultura alimentaria que jerarquice a las frutas y verduras promocionando y haciendo conocer sus beneficios. "Tiene un papel beneficioso en la prevención de enfermedades crónicas y degenerativas", aseguraron.

27 OCT 2007 | Nutrición

Un equipo integrado por alumnos y graduados de las Carreras de Bioquímica y Licenciatura en Química de la Facultad de Ciencias Exactas, Naturales y Agrimensura, liderado por la doctora en Ciencias Químicas (UNLP) Sonia Sgroppo trabaja –en el marco de un proyecto aprobado por el programa de extensión a la comunidad de la UNNE denominado “La Universidad en el Medio”- promocionando los beneficios que trae aparejado el consumo diario de frutas y hortalizas en la Escuela “Simón de Iriondo” de la ciudad de Resistencia.

La líder del equipo sostiene que el proyecto se formuló para promover el consumo de frutas y hortalizas debido a los numerosos beneficios que tiene para la salud y que justamente, iniciaron este trabajo -a modo de prueba piloto- en una escuela técnica donde personas que van de los 18 a los 60 años que estudian las Carreras de Cocina y Cheff lo que implica que los grupos con los que se interactúa ya manejan un determinado código con los alimentos.

Esto surgió inicialmente como parte de un proyecto de innovación productiva, más específicamente dentro de uno de los temas definidos como prioritarios por la provincia del Chaco en el que trabaja Sgroppo denominado Adaptación de Tecnologías para la preparación de vegetales frescos cortado “y vinculado a esto llevamos éste proyecto de divulgación para iniciar el cambio de hábitos alimentarios en un sector de la población de la ciudad, promoviendo el consumo de vegetales.

Solo consumimos 150 gramos de los 400 gramos diarios recomendados

Si bien en Argentina no hay datos estadísticos, se considera que de los 400 grs. de frutas y hortalizas que debieran consumirse diariamente solo se consume menos de 150 grs. por lo que se torna importante la instrucción, el conocimiento para poder incorporar éste tipo de productos a la dieta.

“En realidad tienen que ver mucho las cuestiones culturales, los hábitos, la tradición que nos llevan a estar desacostumbrados a consumir frutas y hortalizas” manifiesta la directora del proyecto de extensión.

“La idea no es dejar de consumir carne sino adicionalmente a ella consumir vegetales y hortalizas” dice Sonia Sgroppo. Lo que sí se sabe en estudios epidemiológicos de nivel mundial es que el consumo de frutas y hortalizas es muy beneficioso para al salud, porque ya la Organización Mundial de la Salud determinó que una vez solucionados los problemas de las enfermedades infecciosas, la segunda causa de mortalidad son las enfermedades crónicas y degenerativas, las que se podrían prevenir, evitar o minimizar a través del consumo de frutas y hortalizas acompañadas de la realización de actividad física.

Lo que se puede objetar sí es, cómo con el costo que tienen actualmente, se está promoviendo su consumo. Pero podemos decir que independientemente de que en éste momento, por una cuestión coyuntural los precios sean muy elevados, siempre hay vegetales, frutas y hortalizas -que no son los más usuales- que pueden ser consumidos sin necesidad de ser los tradicionales más costosos. Tenemos por eso la obligación de informar, para que se conozcan las amplias posibilidades y variedades existentes, fundamenta Sgroppo.

Es de suma importancia saber, que las frutas y hortalizas aportan al organismo compuestos fitoquímicos y bioactivos los que poseen propiedades beneficiosas tales como: efecto antioxidante; regulación de toxinas detoxificantes, estimulación de la respuesta inmune; modificación de procesos inflamatorios; alteración del metabolismo del colesterol; regulación de concentración de hormonas, esteroides y metabolismo hormonal; disminución de la presión sanguínea. Son bajas en proteínas, lípidos, grasas saturadas, sodio y calorías. Son ricas en agua, micronutrientes (vitaminas y minerales), fibra, compuestos fotoquímicos ó bioactivos que son de orígen vegetal e influyen positivamente en la salud del consumidor.

Las frutas aportan vitamina del tipo C, ácido fólico, potasio, fibra, carbohidratos simples y polifenoles, entre otros.

Las hortalizas aportan vitaminas como (C, beta-carotenos, ácido fólico). Minerales como el potasio, magnesio, fibra y polifenoles. Son bajas en carbohidratos (salvo en papas, cebollas y maíz).

Por un cambio de hábitos alimentarios

En el marco teórico elaborado por el equipo universitario que encara el proyecto de extensión a la comunidad denominado “Beneficios del Consumo de Vegetales” queda a las claras que los beneficios que trae aparejado la adopción de una nueva cultura alimentaria vinculada con el mayor consumo de vegetales y frutas redunda no solo en la salud. Ellos remarcan que con ésta actividad de promoción se busca el inicio de un cambio de hábitos alimentarios, con lo cual se lograría una mejora en la salud de la población. Esto a su vez tendría efectos económicos positivos tales como la reducción en los gastos sociales debidos a los requerimientos de tiempo y dinero propio de las enfermedades crónicas y por otra parte, el aumento del consumo de vegetales promovería la actividad productiva de la región. Además, los individuos se verían beneficiados al disponer de un mayor conocimiento respecto de varios aspectos nutricionales, lo que conlleva a una mejora en la calidad de vida aumentando el nivel de exigencia de los consumidores.

“Sabemos que no vamos a lograrlo solamente con éstas 4 charlas, que ésta debe ser una labor sostenida en el tiempo, es por ello que ya pensamos en el trabajo que tenemos que realizar en el 2008 con un proyecto similar aprobado para ser aplicado en la provincia de Corrientes.

La idea es trabajar con Jardines Maternales, como uno de nuestros principales blancos de ataque, porque sabemos que son los chicos los que van a lograr un cambio real en los hábitos de los mayores” dijo Sgroppo.

Trabajo multidisciplinario

El proyecto fue aprobado a fines de 2006 “pero iniciamos el trabajo recién este año porque trabajamos con estudiantes de una escuela que inició su período lectivo recién en 2007” comenta la investigadora de la FACENA.

En el proyecto participan otras áreas del conocimiento de la Universidad con intervención de profesionales de la Carrera de Licenciatura en Comunicación Social, específicamente la Cátedra “Sociología de las Organizaciones” a cargo de la licenciada Socorro Foio quienes realizaron un análisis -a través de encuestas- sobre la situación actual e inicial del grupo de la Escuela con la que se trabaja actualmente. El procesamiento de datos estuvo a cargo de un equipo de profesionales del área informática -con la magíster Viviana Godoy al frente- quienes se encargaron del procesamiento de datos de las encuestas los que trabajaron en forma conjunta con el área de Bromatología de la Facena.

Los jóvenes alumnos y profesionales que llevan adelante éste proyecto liderados por la doctora Sonia Sgroppo son las bioquímicas Adriana Arias Gorman y Karina Ávalos Llano; las licenciadas Ma. Victoria Pereyra y Diana Corina Fechner; la bioquímica Andrea Passicot y los alumnos Santiago Feldman, Marta Larrea Podestá, Mónica Torres Jurado, Carolina Costa Hassan y Claudia Elizabet González.

“Para mí ha sido muy gratificante –dice Sgroppo- porque se nota el entusiasmo por parte del grupo además de la muy buena recepción por parte de los destinatarios”.

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur